Cuidado de la Piel Estética

Mitos y Verdades sobre la Celulitis

1- ¿Qué es la celulitis?

La celulitis o “dermatopaniculosis deformante”, como se la denomina entre los médicos, es grasa que se deposita en cavidades bajo la piel. Se presenta alrededor de las caderas, los muslos y los glúteos, causando ‘pocitos’ y lo que se conoce como “piel de naranja”. Cuando las fibras de colágeno que conectan la grasa con la piel se estiran o se rompen, se profundiza el efecto ondulado de la celulitis.

Estadística: generalmente afecta a la mujer y está considerada como uno de los problemas de estética que más preocupan a las mujeres jóvenes. En el mundo afecta a aproximadamente 85% de las mujeres mayores de 20 años, y también puede presentarse en hombres.

2- ¿Cómo se forma la celulitis?

La hipodermis está formada por multitud de adipocitos o células grasas entre las que circulan una serie de líquidos nutritivos que son el sostén de la piel. Estos líquidos nutritivos están formados por sangre, linfa, agua y oxígeno y además de alimentar la piel tienen la función de eliminar toxinas. Hay veces en que los adipocitos aumentan en exceso su tamaño impidiendo un correcto drenaje. Como consecuencia de ésto, el líquido intercelular adquiere una consistencia espesa y el sistema micro-circulatorio no funciona de forma adecuada. Este proceso de “estancamiento” e incorrecta eliminación de toxinas produce la malformación externa de la piel conocida como celulitis.

3- ¿Qué tipos hay?

La celulitis puede ser clasificada en varios tipos según sus características:

  • Celulitis blanda: se aloja de forma especial en abdomen, brazos, glúteos y espalda. La celulitis blanda afecta a mujeres entre 30 y 40 años que en la mayoría de los casos pasan de tener una vida activa a otra más sedentaria, y también la sufren aquellas mujeres que se han sometido a numerosas dietas a lo largo de su vida. En estos casos los tejidos adquieren una consistencia más floja y flotante que se mueve al andar. Sin embargo, este tipo de celulitis no suele ser dolorosa.
  • Celulitis tipo compacta o dura: se aloja principalmente en la cara interna de las rodillas y en la parte externa de los muslos donde forma las antiestéticas cartucheras. Este tipo de trastorno suele originarse durante la adolescencia y si no se pone remedio puede durar para siempre. Al contrario que la celulitis blanda, la celulitis dura presenta una consistencia compacta y se vislumbra al apretar la piel con los dedos pues ésta adquiere una consistencia granulosa.
  • La celulitis edematosa: esta variante es una de las más problemáticas y se localiza en muslos y en rodillas. En este caso, la parte más afectada es la parte inferior de las rodillas que se ensancha y adquiere la forma de columna. Su edad de aparición se produce entre los 20 y los 30 años y en numerosos casos viene acompañado por calambres y varices debido a la insuficiencia venosa y linfática que produce. Este tipo de celulitis es dolorosa y tiene una consistencia más rugosa al tacto que las anteriores.

4- Consejos para mejorar la celulitis

  • Limitar el consumo de café: limita la capacidad del riñón para filtrar la sangre y eliminar así las toxinas a través de la orina.
  • Mantener una dieta balanceada y equilibrada, con alto porcentaje de fibras para poder así regular el tránsito intestinal.
  • Evitar situaciones de estrés: los nervios y la ansiedad empeoran o desencadenan el proceso celulítico.
  • No consumir tabaco: éste dificulta la buena circulación e impide la correcta absorción vitamínica.
  • Evitar la actividad física brusca o de alto impacto.
  • Evitar el consumo de alimentos refinados: éstos generan en nuestro organismo una gran cantidad de productos de desecho o sustancias tóxicas, como así también la acumulación de grasas.
  • Limitar el consumo de bebidas alcohólicas: dificultan o impiden la correcta depuración del organismo, ya que afectan al buen funcionamiento del hígado y los riñones.
  • Tomar como mínimo un litro y medio de agua a lo largo del día.
  • Realizar periódicamente ejercicio físico.
  • Cuidar la vestimenta y el calzado.

5- Tratamientos sugeridos

“La principal herramienta para eliminar la adiposidad localizada es tratar la patología con la tecnología indicada”, explica el Dr. Mario Fuks, y aclara: “los resultados dependen de la cantidad de adiposidad localizada y celulitis de cada paciente. Igualmente, éstos pueden durar meses, y si el paciente quisiera se pueden realizar sesiones de mantenimiento”.

Smoothshapes es la más reciente plataforma presentada en el país y es el único dispositivo del mercado que incorpora láser con una técnica que es innovadora y que permite eliminar o reducir la celulitis. “Se trata de una de las tecnologías más modernas para el tratamiento de la celulitis y reducción de contorno corporal”, expresa Fucks.

La plataforma se basa en la complementación de cuatro acciones: primero, con sus componentes de vacío y masajes -mediante rodillos móviles- promueve un vacío que prepara la piel para la penetración óptima de la luz y el láser. Luego, el láser ingresa en los tejidos provocando un efecto térmico, mientras que la energía transmitida por la luz modifica la permeabilidad de las membranas de las células grasas, logrando que se evacuen los fluidos y la grasa sobrante.

Otro equipo médico muy recomendado para reducir el contorno corporal y la adiposidad localizada es el Accent Ultra, que además de radiofrecuencia cuenta con una innovadora tecnología de ultrasonido, selectiva y no invasiva, para tratar la grasa. La acción se dirige a la adiposidad localizada de forma selectiva, para reducir la circunferencia corporal y redefinir la figura con total seguridad y eficacia.

“El SmoothShapes y el Accent Ultra son tratamientos con los que en 8 sesiones se logra una reducción importante de la zona a bajar. Además, éstos también ayudan a mejorar la celulitis”, destaca el especialista, y agrega que “el Accent Ultra tiene excelentes resultados en cuanto a la adiposidad facial, ya que ayuda a disminuir la grasa localizada en zonas conflictivas como ‘papada’, cuello y párpados. Es ideal para trabajar zonas puntuales y pequeñas del cuerpo, tales como cara interna de muslo y brazos. También ayuda a mejorar la flaccidez”.

Especialista consultado: Dr. Mario Fuks, médico especialistaen Dermatología y Estética, y director Médico de M&D Dermacycle.

Deja un comentario